domingo, 12 de julio de 2015

#LITERATURA: Mujeres de agua, las hermosas brujas de eastwick // ****


Antonia J. Corrales permanece "en un rincón de mi alma" desde que he tenido la ocasión de leerla por primera vez. Toparme con sus letras fue una de estas maravillosas casualidades que nos otorga la vida, cuando en mis manos cayó una obra deliciosa, viva, sincera y hermosa que endulzó unas tardes más grises e inspiró mis pensamientos del poder y la magia que otorgan las historias contadas en papel.

Desde entonces ha sido un referente para mí. Frases encontradas en su libro me han servido para mis propios borradores, envidiaba su templanza y hermosuras narrativas porque denotaban belleza en cada una de sus sílabas. No me he cansado de recomendarla a los lectores de mi círculo. Cuando conocemos un tesoro así, no podemos permitir que se quede solapado en el paso del tiempo.

'Mujeres de agua', la continuación de la trágica historia de Jimena, la mujer del paraguas rojo, es otra gran novela de Antonia J. Corrales que, por supuesto, no decepciona a los que somos sus seguidores de letras. Una auténtica mujer de agua, que no duda en otorgarnos al resto el mismo título, otorgándonos otra visión de la vida, de cómo el tiempo transcurre pero el pasado permanece como una maldición o como una ilusión brillante. 

Es ahora la hija de Jimena la que toma las riendas de la narración, en primera persona. El formato de la obra es diferente a la anterior, pero respetando su alma viva. Se desarrolla de manera más actual, el presente empapa la realidad pero la magia y las costumbres siguen manteniendo el halo esotérico de 'En un rincón del alma'. ¿Tal vez es algo de lo que no podemos escapar? De esas fuerzas ocultas, tan reales como todo lo demás, que mueven nuestra existencia.

Los conflictos que se desencadenan en la vida de Mena tras el trágico fallecimiento de su madre, la relación torpe con su padre y con su hermano Adrián. La unión de los lazos con la tierna Remedios y la aparición de una gran mujer como Amanda nos deparan unas páginas trepidantes, absorbentes, cargadas de sentimientos y de mil historias que contar. El amor, la amistad, la superación personal, la esperanza y el recuerdo son claves para estas tres mujeres, las nuevas brujas de eastwick.

Guiño especial tengo que reconocer a la autora con su reflejo elocuente y enxebre de mi Galicia, mis raíces. Creo que es un escenario que encaja a la perfección con las mujeres de agua, con la magia que plasma el libro y con la infinidad de los poderes del paraguas rojo. Tengo que agradecer a la autora que haya elegido la verdosidad gallega, su artesanía y sus costumbres, para dar alma a 'Mujeres de agua'.