sábado, 4 de julio de 2015

#ENTREVISTA: Antonia J. Corrales, 'En un rincón del alma'


"Al escribir no me desprendo de nada que necesite purificar o cambiar. Cuando escribo comparto o doy a conocer [...]. Para mí escribir es dar. Ese y no otro es mi oficio."       

Tener el placer de leer ‘En un rincón del alma’, escribir una crítica en este mismo blog y, ahora, realizar una entrevista con Antonia J. Corrales es, de verdad, todo un privilegio como escritora, lectora y amante de las letras en general.

Esta administrativa madrileña puede presumir de haber publicado ya varios títulos con B de Books: ‘La levedad del ser’, ‘La décima clave’ y ‘As de corazones’, además de la que ha motivado esta entrevista. Aclamada por lectores y blogs literarios, Antonia J. Corrales puede considerarse una de las escritoras revelación de los últimos años.

M.B.Vigo: Bienvenida, Antonia, es un placer recibirte en ‘Las mentiras que escribí’.

A.J.C.: Gracias, para mí es un honor estar en Las mentiras que escribí. He de decirte que el nombre del blog me parece muy sugerente a la par que literario cien por cien, me gusta mucho!   Sería un gran título para una novela ;)

M.B.Vigo: De todas tus obras, terminé eligiendo ‘En un rincón del alma’ para empezar a conocerte. El detalle que más me impulsó, a parte de las excelentes críticas de las que puedes presumir en Amazon, fue su ausencia de sinopsis. Sin embargo, en la ficha, si que se hace referencia a grandes obras clásicas, entre ellas, mi novela favorita, ‘Tomates verdes fritos’. ¿Por qué la historia de Jimena carece de sinopsis?

A.J.C.: Es una novela con dos ediciones por diferentes editoriales. En la primera edición no quise poner sinopsis porque muchas veces ésta da lugar a interpretaciones equívocas para el lector. 'En un rincón del alma' es una historia en la que su protagonista, Jimena, va narrándole a su madre lo que le acontece a ella, a sus amigas, a su marido y sus hijos. También muchas de esas cosas que guardamos en un rincón del alma y que pocas veces contamos a nadie, como ella afirma en la primera carta que le envía a su madre. Lo hace de tal forma que se convierte en una conversación con el lector. Una conversación entre amigos. Es como si te tomases un café con Jimena y ella, poco a poco, fuese contándote  su vida. Y así quería que el lector interpretara la falta de sinopsis. Cuando conocemos a alguien lo hacemos progresivamente, nadie nos da una sinopsis ni un resumen de lo que le ha sucedido y del mismo modo les tomamos cariño o los desechamos de nuestro círculo. Eso sucede con Jimena, pasa a formar parte de nosotros a medida que avanza la lectura. Se convierte en nuestra amiga y nosotros en sus confidentes. En la segunda versión sí puse una pequeña sinopsis porque algunos lectores me la reclamaban. Aún y así sucede lo mismo, Jimena te susurra al oído su vida y algunas partes de la tuya, porque todas las mujeres tenemos un poco de ella. ¡Ah! a mí también me apasiona Tomates verdes fritos ;)   

M.B.Vigo: Tu narración es, sin duda, espectacular. De los libros que he leído últimamente fruto de la casualidad, tu forma literaria fue la que más me enamoró y más me traspasó. Te felicito encarecidamente por la sinceridad de tus letras. Tus páginas, Antonia, están llenas de sentimiento. Esta es la magia de tu trabajo, su esencia. ¿Es la escritura una catarsis para ti’

A.J.C.: Gracias por tus palabas para mis letras. El oficio es muy importante. Siempre digo que no solo es necesario tener una gran historia, también hay que saber contarla. En ello reside el arte de la literatura, no solo en lo que se cuenta sino en cómo se cuenta. Me alegra saber que para ti lo he conseguido.
No, la escritura no es para mí una catarsis . Al escribir no me desprendo de nada que me incomode, de nada que necesite purificar o cambiar. Cuando escribo comparto o doy a conocer. Quiero que los lectores se sientan acompañados, guiados , incluso reflejados en mis personajes. Para mí escribir es dar. Ese y no otro es mi oficio.         

M.B.Vigo: Jimena es, sin duda, una protagonista con garra, que conecta enseguida con el lector. Es profunda, valiente, inolvidable. ¿Cómo nació ella? ¿Es un personaje de ficción, o tal vez está basado en alguien real? ¿Qué importancia tiene para ti la figura de Jimena?

A.J.C.: Nació poco a poco, fue un compendio de experiencias, de vivencias que compartí con muchas personas. Tiene la esencia de muchas mujeres, de todas nosotras. Es  esposa, amante, amiga, madre, hija y sobre todo mujer.
En cuanto a la importancia, es fundamental, como lo son todas las mujeres en la sociedad, en la familia...: imprescindibles. Aunque algunas actúen en el anonimato, son piezas fundamentales para que todo funcione. Sin Jimena la historia no sería la misma, como tampoco sería igual la vida de muchas personas sin su Jimena particular, sin esas mujeres de agua que guían nuestros pasos, que enjugan nuestras lágrimas o que abren su paraguas rojo para que nos cobijemos bajo su sombra. 

M.B.Vigo: A parte de Jimena, Sheela y Remedios también son dos mujeres claves en la novela y, por supuesto, en la vida de Jimena. La amistad es un ingrediente fundamental, desde luego. ¿Qué implican Sheela y Remedios para ti? ¿Cómo surgieron y dieron vida al argumento?

A.J.C.: Nadie es nada sin los demás. Somos hilos de un mismo encaje que se van uniendo. Dependiendo de estas uniones el dibujo o el tamaño varia, es más grande , más pequeño o se detiene.  Todos llevamos un poquito de lo que hemos compartido con los demás, de lo que hemos dado o nos dan. Somos un poco de cada uno y de las experiencias, buenas o malas, que hemos vivido. Eso , muchas veces, nos da el equilibrio necesario, hace que nuestra vida tome otros senderos, sea más llevadera... Sheela y Remedios son imprescindibles en la vida de Jimena, sin ellas nada hubiera sido lo mismo. Surgieron del mismo modo que surgen las amistades en la vida real, sin saber cómo ni por qué. Las tres se necesitaban y se complementaban. El destino, en este caso, literario, les unió.  Para mí son personajes mágicos que traspasan las páginas de la novela porque están igual de vivas que lo está Jimena.  Son tan reales que  a veces el lector cree estar viéndose en las páginas de la novela como si éstas fueran un espejo.  

M.B.Vigo: El inicio de ‘En un rincón del alma’ me ha parecido muy impactante, ideal para enganchar al lector. Luego la narración torna en forma de una larga carta escrita, y vamos conociendo los detalles a través de los flashback. Esta técnica, aunque complicada, ha logrado ser hermosa y cálida, ideal para contar una historia de este tipo. Ya hablábamos antes de ‘Tomates verdes fritos’, que tiene un formato similar. ¿Por qué decidiste escribirla de esta forma? ¿O ella misma nació así?

A.J.C.: Me gusta mucho esa técnica porque es parecida a cuando nos dejamos llevar por los pensamientos, cuando rememoramos y vamos enlazando una idea con otra. Es una forma maravillosa de ir contando la vida  de los personajes sin caer en el tedio, algo que me horroriza tanto en la literatura como en una conversación.  En mis cuatro novelas: "Epitafio de un asesino", suspense, "´La décima clave", suspense histórico, "As de corazones", contemporánea, romántica, como en, " En un rincón del alma, la utilizo. Lo cierto es que a mí no me resulta complicada, al contrario.        

M.B.Vigo: Tras todo escritor hay un vital proceso de inspiración narrativa. Las vivencias personales, las lecturas, el cine... ¿Cuál o cuáles son las semillas que han hecho nacer la inolvidable historia de Jimena?

A.J.C.: Nosotras, las mujeres. La necesidad que tenemos de ser felices, de sentirnos amadas. El derecho a cumplir nuestros sueños y ser valoradas. Jimena nació para ser el estandarte de las mujeres de agua: valientes, fuertes, luchadoras, madres, hijas, esposas, amantes, amigas, pero sobre todo, MUJERES.

M.B.Vigo: La publicación es un obstáculo complicado que todo escritor que desea ser leído debe solventar. ¿Puedes contarnos cuál ha sido tu experiencia en este ámbito y que consejos podrías dar a otros escritores?

A.J.C.: Mi experiencia  ha sido un camino arduo lleno de recovecos, como lo es casi todo cuando nadie te conoce y solo tienes tu obra como baluarte. Tengo muchas anécdotas sobre ello, buenas, malas, regulares y desternillantes, pero sería muy largo para contar, tal vez, algún día, las novele ;) Estaría muy bien, quizá algo peligroso, pero divertido. Ahí sí habría la catarsis  por la que me preguntabas  antes. En cuanto a consejos, no soy muy dada a darlos, pero lo que siempre digo es que no hay que rendirse nunca y ser muy autocrítico con tu trabajo. Lo menos complaciente posible.  
 
M.B.Vigo: Finalmente, tanto a mí como al resto de tus lectores, nos encantaría conocer si Antonia está trabajando actualmente en algún proyecto, y si podrías adelantarnos algo.

A.J.C.: Sí, estoy escribiendo mi quinta novela y...,¡promete! ;) Poco puedo adelantaros, solo que las mujeres serán las protagonistas fundamentales de ella. También algunos hombres. Esos que dejan un poso de vida en nuestros corazones. Es una historia contemporánea maravillosa y con la que los sentimientos estarán a flor de piel en todo momento. Tiene realidad mágica, amor, sueños por cumplir y cumplidos...  Es una instantánea de la realidad tomada con un objetivo de larga profundidad. Una foto de la vida.     
  
Muchísimas gracias, Antonia, por tu tiempo y tu sinceridad a la hora de llevar a cabo esta entrevista. Espero que la hayas disfrutado tanto como yo. Gracias por tu aportación a ‘Las mentiras que escribí’.